UNA MÁGICA NOCHE

18/Diciembre/2011

“Les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, el Mesías, el Señor”. (Lc 2, 11)

Sin lugar a dudas, la Nochebuena es una noche de emociones para grandes y chicos, una noche mágica. Pero cabe preguntarse: ¿Vivimos nosotros, en cada Natividad, una mágica noche?, ¿somos capaces de compartir con los demás, regalar una sonrisa, un gesto amable?, ¿somos capaces de ser serviciales, de decir un “por favor” o un “gracias”?, ¿somos capaces de mirarnos a los ojos y sentarnos a conversar como familia en torno a Jesús Niño?.  Cada 25 de diciembre, estamos llamados  a renovarnos con éste Niño que viene de lo Alto, arrullado en un vientre virgen, a reconocer que es Él, el Único, el Hijo de Dios y que, gracias al “SI” de María, llegó para quedarse entre nosotros, entre todos nosotros, sin distinción.


Es éste hermoso Niño Jesús, esta Luz hecha carne, el centro de nuestra vida cristiana, a quien celebramos y no el Viejo Pascuero, no los regalos, no la ropa nueva….no lo material.  Este Niño es quien preside nuestra mesa a la hora de la cena familiar. Este Niño es quien acompaña a tantos a salir a las calles a compartir en esta Noche Mágica, a cenar con quienes nada tienen. Este Niño es quien acompaña al enfermo, al moribundo, al solitario, al viudo, al huérfano, al que necesita consuelo.  Este Niño llega a ocupar ese espacio vacío que nada, ni nadie más que Él, puede llenar cuando sufrimos la partida de un ser querido.  Navidad no es sólo la conmemoración del cumpleaños de Jesús, es la oportunidad cierta de poder Re-nacer junto a ÉL.

Les invitamos pues, a preparar el corazón, para recibir con los brazos abiertos al Emmanuel, al Dios con nosotros, en la cotidianeidad del trabajo, la universidad, el colegio, en el supermercado, al subir la micro, en fin, en el qué hacer diario y no sólo cuando vamos a misa. Les invitamos a decorar nuestros hogares y calles, cantar con alegría los hermosos Villancicos junto a la familia, los vecinos, los amigos; porque el que nace es, la LUZ del mundo. 

 

Dejemos también, a los pies de ese Pesebre, nuestros miedos, problemas y dudas. Jesús Niño sabe perfectamente qué hacer con ellos para calmar nuestras angustias y temores… porque Él, sólo nos trae Amor, porque Él es el Amor.

Participemos de la Misa del Gallo, para renovar nuestro compromiso con Dios Padre y con este Niño que, en brazos de aquella joven Virgen, vino al mundo tan pobremente. Hagamos oración día a día, sincera, abierta, sencilla, llena de gozo, que inunde el alma al saber que Cristo Jesús por fin, ha llegado al mundo, y siendo Rey, ha decidido nacer como mendigo, entre animales que le han cobijado y dado el calor necesario para esperar la visita de los Reyes….y también la nuestra.

Este 24 de diciembre, en la noche, hagamos silencio,  respiremos profundo, miremos al cielo...

 

y podremos ver más estrellas que nunca, porque ellas, desde lo alto, observarán nuestro gozo al cantar ¡¡Gloria a Dios en el Cielo….porque hoy nos ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor!!

¡Feliz Natividad de Jesús………a todos los hombres y mujeres de buena voluntad!



diez comentatios para "UNA MÁGICA NOCHE"

    Uno o más comentarios están esperando ser aceptados por un editor.

(optional field)
(optional field)

La moderación de comentarios está activa en este sitio web. Esto significa que sus comentarios no serán visibles en la página hasta que hayan sido aprobados por un editor.

¿Recordar información personal?
Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.