Apadrinamiento Bajos De Lircay

21/Mayo/2011

A más de un año del terremoto que azotó nuestro país, aún tenemos hermanos que sufren los efectos de dicha catástrofe, hermanos que son el Rostro de Cristo sufriente.

Poco después de desatada la tragedia, la Iglesia acudió en su ayuda, y a solicitud del Arzobispado de Santiago, nuestra Comunidad  Parroquial apadrinó a nuestros hermanos de Bajos de Lircay, localidad ubicada en la Séptima Región.  Nuestro amor fraterno para con ellos se concretó en...


un acompañamiento permanente, materiales de construcción, reparación de casas, alimentación, enseres de hogar, ropa de abrigo y, especialmente, en una campaña solidaria con motivo de Navidad que se tradujo en 180 cajas de mercadería, y una actividad en que llevamos juguetes, alegría y sonrisas por doquier, a más de 400 niños y sus familias.

Todo esto pudo ser posible gracias  a la cooperación de nuestra Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Visitación y sus capillas Nuestra Señora de Belén y San Juan Evangelista, y logramos decir: “Gracias Señor por acompañarnos en el cumplimiento de este objetivo”.

Sin embargo, esto aún es insuficiente, falta mucho por hacer.  Por eso, el Arzobispado de Santiago, nuevamente nos pide nuestra ayuda,  y nuestro compromiso es seguir acompañando esta comunidad que aún nos necesita.  Bajos de Lircay, es una comunidad pobre, sus habitantes, en su mayoría son temporeros, trabajan en el tiempo de la fruta y hoy ya están sin trabajo, las Hermanas del Amor de Dios tienen sus despensas vacías, niños que necesitan de un pan y una leche caliente.  No podemos quedar indiferentes, Dios nos llama a tender al más necesitado sin importar donde esté.

Nuestra fe proclama:  “Jesucristo es el rostro humano de Dios y el rostro divino del hombre”, por esto, “la opción preferencial por los pobres está implícita en la fe cristológica en aquel Dios que se ha  hecho pobre por nosotros, para enriquecernos con su pobreza”.

Motivados por todo lo que el Señor nos pide y las necesidades de nuestros hermanos del sur, nos hemos organizado para hacer diferentes actividades y continuar  ayudando a los habitantes de la comunidad de Bajos de Lircay que nos siguen necesitando, nunca olvidemos que:  “Los rostros sufrientes de los pobres son rostros sufrientes de Cristo”.

Recordemos siempre las palabras de nuestro Santo, el Padre Alberto Hurtado: “La pobreza no es una opción, pero  ayudar Si”.

Comisión solidaria

Bajos de Lircay.



Etiquetas utilizadas: ,

tres comentatios para "Apadrinamiento Bajos De Lircay"

    Uno o más comentarios están esperando ser aceptados por un editor.

(optional field)
(optional field)

La moderación de comentarios está activa en este sitio web. Esto significa que sus comentarios no serán visibles en la página hasta que hayan sido aprobados por un editor.

¿Recordar información personal?
Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.