En el Mes de la Solidaridad, hablemos de Justicia Social

6/Agosto/2012

Hoy, el 54% de los trabajadores chilenos gana menos de $260.000 mensuales, miles y miles de niños están en riesgo social, y 600.000 jóvenes con necesidades de oportunidades laborales; todos con ansia de justicia social, y ¿qué significa esto?: Oportunidad e Igualdad. ¿Qué nos diría hoy, San Alberto Hurtado, ante estos hechos?


Los invitamos a reflexionar sobre la importancia de reconocer los derechos de las personas y de sentirnos responsables de aquellos que encontramos en nuestro camino. Como punto de partida, anímate a participar de las actividades que agosto trae para ti.

<div class="salto1">&nbsp;</div>

Fuente: Comunicaciones Mes de la Solidaridad www.mesdelasolidaridad.cl

Este año es un buen momento para plantear la necesidad de mejorar la calidad de vida de las persoas, especialmente, de las que pertenecen a los grupos más vulnerables de nuestro país. Esos sectores que se merecen más oportunidades.

Es por eso que este 2011 nos enfocarnos en la “justicia social”, un término que nos llama a reconocer los derechos del otro y a buscar un trato igualitario entre las personas no sólo por benevolencia, tal como lo entendía en sus planteamientos el Padre Hurtado.

Dicho lo anterior, la invitación es a unirnos para acortar las distancias y para sentirnos incluidos e integrados socialmente con los que más necesitan. Una propuesta que se verá reforzada el 18 de agosto, fecha en la que se conmemora el aniversario del fallecimiento de San Alberto Hurtado, dando origen al Día Nacional de la Solidaridad.

Y como él decía: “Una sociedad que no respeta al débil contra el fuerte, al trabajador contra el especulador, que no se reajusta constantemente, para repartir las utilidades y el trabajo entre todos, y que no permite al hombre corriente una vida moral, tal sociedad está en pecado mortal. No basta llamar a algunos amigos de buena voluntad para tratar de solucionar algunos problemas, hay que cambiar los cuadros sociales.

 
 

¿ES CHILE UNA MESA PARA TODOS? 

El cuestionamiento que  hace insistentemente el Padre Hurtado tanto en el pasado como hoy, nos ayuda a darnos cuenta que debemos dar pasos generosos y apasionados, para que todos vivamos conforme a la dignidad de los hijos de Dios: El legado profético de San Alberto es hoy un aguijón para salir de nosotros mismos, ir al encuentro de nuestros hermanos, y hacer nuestros sus dolores y necesidades. Cuando nos dice “les pido sueldos justos, más que sus limosnas”, nos invita a  continuar cambiando nuestra cultura, a darnos nosotros mismos, a compartir lo que tenemos para que todos tengamos un puesto en la Mesa.



Etiquetas utilizadas: , ,

dieciséis comentatios para "En el Mes de la Solidaridad, hablemos de Justicia Social"

    Uno o más comentarios están esperando ser aceptados por un editor.

(optional field)
(optional field)

La moderación de comentarios está activa en este sitio web. Esto significa que sus comentarios no serán visibles en la página hasta que hayan sido aprobados por un editor.

¿Recordar información personal?
Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.